Bárbara Sánchez poteó en su cuenta de Instagram una retahíla de videos en los que soltó su descontento por no haber sido ella quien soltó la sopa de su embarazo a familiares, seguidores y panitas.

Según beteó la conductora, antes que ella pudiera dar la noticia, por motivos de salud del feto, un programa de chismes reveló que ella estaba en estado, sin antes consultarle.

“Resulta que una persona me hizo una historia y la borró enseguida. Pero una página de un programa de chismes de aquí le hizo print de pantalla en el acto. Y publicó la noticia por mí, arrebatándome ese derecho”, escupió la comunicadora.

“Hoy siento que es el momento de compartir con ustedes y de hablar de mi embarazo. Si bien es cierto yo publiqué la fotografía hace una semana, pero no era el momento indicado”, manifestó Bárbara.