Archie Day, de 20 años de edad, fue encontrado muertíbiris en su dormitorio universitario de Mánchester, Inglaterra, tras quitarse la vida al ahorcarse poco después de salir de una discoteca.

Kane Markham, panita de cuarto del estudiante, aseguró que el día de la salida nocturna, él le envió un mensaje a Archie para regresar junto con unos convives a la Universidad de Salford, donde ambos estaban inscritos, sin embargo, como no obtuvo respuesta, decidió ir sin él.

Al llegar, otro yunta le dijo a Kane que Day estaba llorando desconsoladamente en su habitación porque le habían tumbado su iPhone durante un atraco.

Las autoridades revisaron todos las cámaras de seguridad donde aparecía Archie.