El chamo conocido como Xiaohua tuvo que ser intervenido de emergencia, luego de haberse insertado 70 perlas magnéticas en su pene.

Al parecer los pures llevaron a su hijo hasta el hospital de Hangzhou, en la capital de la provincia de Zhejiang, China, luego de que el ocioso se quejara de dolores constantes en la vejiga y su severa dificultad pa’ orinar.

Una radiogradía beteó que tenía unas perlas magnéticas dentro de su aparato reproductor.

Cada perla tiene 5 milímetros diámetro y estaban alojados en su vejiga, luego de que el adolescente las empujara a través de su tracto urinario.

El bata blanca, Tao Chang, del Hospital de Niños de la Escuela de Medicina de la Universidad de Zheijiang, en China, aseguró que el joven de 11 años introdujo las perlas en su pene, ya que sentía curiosidad.

“A medida que los niños maduran, es normal que sientan curiosidad por sus cuerpos”,dijo el doctor; además, agregó que es vital que los maestros y los padres se comuniquen con los niños y adolescentes, para ayudarles a comprender los cambios en su cuerpo.