El beta con los pasajes en la zona norte no anda muy claro, por lo que los choferes cada cierto tiempo le suben el precio al asunto sin haber aprobación de autoridades para ellos. El problema con la hiperinflación los tiene azote.

Nicodemus Zambrano, chivo de la línea Upaca, dice que hasta Bs. 250 cobran los buses en la zona pa’l pasaje. Las busetas, llegan hasta Bs. 400 y carritos por puesto Bs. 500.
Desde diciembre no se discute un nuevo precio que quedó en Bs. 70, que ya no enriquece ni empobrece a nadie.

Zambrano soltó que de su línea hay apenas ocho naves corriendo porque las demás, como 150, andan paradas sin reparación por falta de plata. Dijo que además, que pa’ conseguir repuestos y ponerlos hay que tener dólares, porque ya nadie quiere agarrar los bolívares soberanos que se devaluaron rapidito.

El lunes había reunión en el Cleanz pa’ discutir el precio oficial del pasaje, pero mientras, los choferes se guían desde Caracas pa’ tener una tarifa.