Varios niños y adultos que esperaban ser atendidos en un Hospital fueron severamente sorprendidos cuando alguien por error transmitió una película pornográfica en las pantallas disponibles en una sala de espera de la casita de los enfermos.

Los pacientes y familiares quedaron horrorizados al pillar las eróticas escenas en un televisor.

El beta, que quedó registrado en video, ocurrió este jueves a plena luz del día en el departamento de odontología del centro de salud.

El caso ya está siendo investigado por la policía, puesto que la pornografía es ilegal en China y no puede ser expuesta a menores de edad.

De acuerdo con diarios, en ese país “las personas que producen, reproducen, publican, venden o difunden” este tipo de contenido pueden ser condenadas hasta a cadena perpetua.