Un tipo fue desenmascarado en el programa mexicano “Exponiendo infieles”, pero tuvo una inusual reacción para ignorar los reclamos de su esposa: fingió un desmayo.

La conductora del programa, Lizbeth Rodríguez, mostró mensajes del teléfono celular del hombre y evidenció una presunta relación amorosa con otra mujer.

Ante la evidencia, su mujer comenzó a enfadarse y a reclamarle.
Sin embargo, el hombre negó todo y empezó a decir que se sentía mal hasta que cayó al piso.

Lo cierto es que su esposa no creyó en sus “dramas” y consiguió esta sorpresita por participar en esta dinámica cada vez más popular en México.
“Que Dios te perdone porque yo no lo voy a hacer”, sentenció su esposa antes de dejarlo tirado en el piso.