Ricardo Gareca, seleccionador de Perú, ensayó una posible vuelta al sistema táctico 4-3-2-1 y una formación con varios cambios de jugadores para el encuentro ante Uruguay el próximo sábado, en los cuartos de final de la Copa América.

El entrenador argentino analizó retomar las posiciones iniciales con las que el equipo peruano logró la clasificación a una Copa Mundo después de 36 años de ausencia.

 Aunque tampoco descartó el 4-3-3, que también practicó la selección, el peso de la selección uruguaya en el medio campo y el ataque hacen que sea menos probable utilizarlo.

El sábado pasado, Brasil goleó a Perú 5-0 y los tumbó al tercer puesto del Grupo A; sin embargo, esto no fue un impedimento para avanzar a cuartos de final.

Los peruanos practicaron en el estadio Pitauçu y a pesar del sol inclemente, los jugadores mostraron un mejor ánimo, después de afirmar que ya su superaron la derrota ante el equipo brasileño.

En el entrenamiento de este miércoles, Gareca hizo cuatro modificaciones en los jugadores titulares. Carlos Zambrano y Ánderson Santamaría reemplazarán a Luis Abram y Miguel Araujo, quienes son los defensas centrales.