Un joven de 20 años fue declarado muerto en la India y momentos antes de su entierro se despertó. Luego del gran susto, Mohammad Furqan fue llevado al hospital, donde le colocaron un ventilador.

 

Según potearon él quedó inconsciente después de un accidente el 21 de junio y el 1 de julio lo declararon muerto. Esto luego que la familia le dijera a un trabajador del hospital que ya no tenían dinero.

 

El hermano contó que pagaron mucho dinero y que ya no tenían más, por lo que el hospital le aseguró que el carajo había muerto.

 

«Estamos devastados. Preparábamos el entierro cuando algunos notamos movimientos en sus extremidades. Inmediatamente después, llevamos a Furqan al hospital Tam Manohar Lohia, donde dijeron que estaba vivo», señaló el hermano.

 

Por su lado, el director médico del hospital, Narejnda Argawal, señala que el caso se está revisando cuidadosamente. «El paciente está en condición crítica, pero no tiene muerte cerebral. Tiene pulso, presión arterial y sus reflejos funcionan», comentó.