La panita Amy Griffith es una amante de las casas fuera de lo común, y en 2009 se le metió entre ceja y ceja darle un extreme makeover a un refugio que estaba disponible por Sussex, Reino Unido.

La mujer se mudó a esa zona con tal de cambiar ese refugio y retocarlo al 100% para pintarlo de rosa, para los amantes de ese color.

La gran casa ahora se llama Eaton House Studio y tiene un pocotón de habitaciones elegantes en ese color y ahí se pueden hacer vainas pa’ contratar oportunidades de televisión, sesiones de fotos y videos musicales.

 

Redacción