El juez y chef George Calombaris, que participa en el Master Chef de Australia, fue multado porque explotaba a sus empleados.

Lo obligaron a desembolsar 8 millones de dólares australianos (5.6 millones de los americanos), por compensaciones y multas.

La Defensora de Empleo Justo le clavó una sanción de 200.000 dólares australianos (140.301 dólares) al grupo MADE Establishment, que fundó  Calombaris y dirigido por él entre 2008 y 2018, tras detectar irregularidades en las remuneraciones de los trabajadores.

Entre las cosas que se vieron está que él no pagaba lo que decía que iba pagar, no remuneraba las horas extra. La empresa aceptó una conciliación pa’ pagar.

 

Redacción