Otro beta misterioso vuelve a caer sobre la youtuber inglesa Marina Joyce.

El pasado 31 de julio se había perdido y 10 días después reapareció, sana y salva.

El pote lo dio su jevo, Brandon Mehmed, y la Policía Metropolitana de Londres lo confirmó. “Todo se está tratando de manera profesional. Por favor, no se preocupe por ella, ya que está segura y bien (usted tiene mi palabra para eso)”, dijo el panita.

Aunque con sus palabras, se está armando una tramoya, porque hay quien cree que él tuvo que ver en la desaparición de la chama. Mehmed salió al paso de eso y desmintió que el beta fuera su culpa.

No es primera vez que algo raro pasa con Marina Joyce. En 2016, esta convive que se hizo famosa hablando de moda, dando consejos sobre maquillaje y demás, hizo unos videos donde la gente sospechó que estaba en problemas porque alguien la raptó.

En uno de ellos, alguien notó que susurró a la cámara “ayúdenme”, lo que disparó las alarmas en ese tiempo.

 

Redacción