Mucho se ha dicho del supuesto distanciamiento entre los príncipes William y Harry de Inglaterra por el matrimonio del segundo con la actriz Meghan Markle y ahora ha salido a la luz que el menor de los hermanos no se quedó callado y puso en su lugar a su hermano y cuñada por defender a su amorcito.

Según chismeó el diario The Mail on Sunday, Harry acusó a los duques de Cambridge de no tenderle la mano a su come muslo cuando lo necesitaba. El cooperante también desembuchó  que mientras el duque de Sussex hablaba su hermano y Kate no dijeron ni pío y Meghan tampoco abrió su boca.

Luego de la disputa los duques de Cambridge enviaron un ramo de flores a la madre de Archie Harrison y posteriormente Kate se ofreció a acompañar a Meghan a Wimbledon como una ofrenda de paz, y la pareja animó a la amiga de Meghan, Serena Williams.

Ahora comparten mensajes amistosos sobre sus experiencias en la maternidad. A pesar de esto, se sigue rumorando que las familias siguen distanciadas.