Un padre de familia acudió al hospital a recoger el cadáver de su hijo pero se dio tremenda sorpresa al descubrir que el ataúd de su pequeño estaba lleno de basura.

El indignante caso ocurrió en la ciudad de Palenque, Chiapas, en México. Según se trata de un bebé que murió poco después de nacer.

Horas después de la muerte del bebé, el Hospital General de Palenque se comunicó con el padre, identificado como Manuel Hernández, para que recogiera el cadáver.

No obstante otro familiar se encargó de hacerlo. Cuando ya tenían el ataúd, los padres lo abrieron y se dieron una desagradable sorpresa. En lugar del cuerpo del bebé, el féretro estaba lleno de desechos envueltos en una sábana.

Tras realizar el reclamo en el hospital, les entregaron el cuerpo de un bebé. No obstante, los padres afirman que no pertenece al de su hijo.

La Secretaría de Salud de ese país abrió una investigación para dar con los responsables.