El canadiense Justin Bieber ha usado sus redes sociales pa’ sacarse de adentro todo lo malo que tuviera y sincerarse así con sus fans. Así es cómo el convive terminó confesando que las drogas y el éxito lo llevaron a “no querer vivir más”.

Su larga reflexión en Instagram lo llevó a decir sobre cómo se empezó a sentir “superado” por “el pasado, el oficio, las responsabilidades, las emociones, la familia, las finanzas y las relaciones”.

“Empiezas a ver el día que tienes por delante a través del prisma del desastre y a anticipar otra mala jornada. Un ciclo de sentir decepción tras decepción”, poteó el pana.

Esto influyó también en sus relaciones sentimentales, y en especial con Selena Gómez, que fue una de las relaciones más locas que hubo.

Bieber ha estado recibiendo tratamiento contra la depresión y manifestó que esto pasa por volverse una estrella precoz.

 

Redacción