La selección de baloncesto de Venezuela logró su primera victoria (87-71) en el Mundial de China frente a los “Elefantes”, Costa de Marfil, bajo la batuta de un Heissler Guillent quien anotó 31 puntos y repartió siete asistencias.

El partido comenzó con unos segundos de intercambio de despistes en los dos equipos, y pasados dos minutos, llegó el capitán, José “Grillito” Vargas, a poner orden en la cancha con el primer triple de la Vinotinto, al que respondió el marfileño Guy en la siguiente posesión. Guillent y Lewis se unirían después al carnaval triplista venezolano.

Con esta victoria, Venezuela mantiene vivas las opciones de avanzar a la segunda ronda del torneo, aunque éstas pasan por una victoria de Polonia ante China hoy, y otra de los venezolanos ante la anfitriona en la última jornada del Grupo A

El técnico Fernando Duró valoró el trabajo defensivo del equipo que limitó el accionar de los africanos. Para el estratega argentino el grupo de jugadores se aplicó “a nivel defensivo y empezó a ‘caer’ la pelota”, algo que no ocurrió en el primer choque ante Polonia. “Nuestra defensa fue muy, muy efectiva hoy”, señaló.

El coach reconoce que una combinación de la defensa y un buen porcentaje de tiro de campo pueden hacer a la selección nacional muy peligrosa. “Creo que si podemos combinar un juego ofensivo con 87 puntos y llevar a los rivales adonde queremos nosotros, el equipo irá adquiriendo poder”, admitió.

Venezuela jugará ante el anfitrión el próximo 4 de septiembre a las 8:00 am (Hora de Venezuela).