Senda sorpresa dejó la jornada de este martes el Abierto de los EE.UU. con la eliminación del suizo Roger Fededer en cuartos de final a manos del búlgaro Grigor Dimitrov.

Federer aseguró que se sentía decepcionado por su derrota pero dijo que no se iba a dejar caer y que superaría este trago amargo que le propinó el número 78 del rankin en cinco sets después de cinco horas.

«Estaba listo para llegar y hacerlo lo mejor posible pero no fue suficiente», agregó el tenista, que dijo sentir que «estaba jugando bien después de dos complicados inicios», en referencia a los dos encuentros de este Grand Slam en los que perdió el set inicial.

Por su parte la estadounidense Serena Williams consiguió pasar a semifinales en el ramo femenino tras derrotar contundentemente a la china Qiang Wang por 6-1 y 6-0, afirmó que el resultado es producto del «duro trabajo».

«Me siento bien. Siento (…) que esto es para lo que he estado entrenando. (…) El trabajo duro tiene su recompensa cuando pasa algo así», dijo Williams ante la prensa después del encuentro, que se extendió durante solo 44 minutos.