La gente de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), le cayó a preguntas a un teniente destacado en la Base Aérea La Carlota por dejar que una civil se hiciera fotos candentes en ese recinto.

Los agentes de contraespionaje vieron que las fotos estaban en redes sociales bajo el Twitter @queenswinger, que es de una pareja que hace cosas locas de intercambios y encuentros sexuales.

El teniente le admitió a la policía militar que él contactó a la tipa y le dijo que la fotografiaría en un avión Hércules que se encuentra en la base caraqueña. La identidad de la mujer no se ha revelado hasta ahora.

 

Carlos