Agosto se nos fue y con él se piraron 54 personas que murieron violentamente en Anzoátegui; 20 de esos hechos fueron homicidios comunes y 34 presuntos frenteos con los pacos.

Dos casos sobresalieron allí de todo este berenjenal: el hallazgo de unos machuques de Anaco los que achicharraron en su vehículo tras matarlos y la muerte del chamito futbolista de Mineros de Guayana, Brayan Navarro (9), en la vía El Tigre – Ciudad Bolívar.

Del primer beta se sabe que los restos de la pareja los encontraron en Los Potocos III el pasado 22 de agosto, en un botadero de basura. El pitazo lo dieron unas personas que hurgaban allí y llamaron a la ley. Los identificaron como Alberto José Gil Urdaneta (34), y Josefina Guzmán Giron (34), comerciante y ama de casa, respectivamente.

Estaban en un nave Renault Symbol, placa AC582NE, que también pasó por la candela. Al parecer, un problema de drogas y dinero fue lo que llevó a la muerte a estos dos. La pareja vivía en Anaco y tenían al menos par de días desaparecidos.

Ahora, con el caso de Brayan Navarro, el joven volvía con sus padres a Puerto Ordaz el 12 de agosto luego de haber estado en un torneo de fútbol en Puerto La Cruz, pero en la vía El Tigre – Ciudad Bolívar, se les atravesaron unos piratas de carretera que dispararon contra el vehículo.

Un tiro le dio en el pectoral al niño, y murió cuando lo llevaban a un centro de salud. A partir de ahí y unos días después entre El Tigre y Ciudad Bolívar, el Cicpc y la GNB mataron a los responsables de este crimen quienes fueron identificados como José Gregorio Barrios Nieves (29) Yoniel Antonio Orta Guerra (20), y otro que aún no se sabe cómo se llama.

 

Carlos