Una tipa loca en China vendió a sus bebés gemelos con la intención de pagar una deuda y comprarse un celular nuevecito de paquete.

El beta fue por una región de ese país y ella decidió venderlos; uno por 45 mil yuanes y otro por 20 mil yuanes. Ella le había pedido plata a los pures pa’ pagar eso, pero estos no le dieron ni una locha.

El padre de los dos se había perdido, pero ni bien se enteró que esta los vendió, se devolvió pero pa’ que la tipa le pagara la mitad de la plata. La mujer le pagó.

Los pacos de ese país arrestaron a la pareja por ese beta, y rescataron a los bebés, que vivían como a 700 kilómetros de la madre. Los dejaron a cargo de los abuelos.

 

Redacción