14 choros quedaron encerrados en Barcelona