Pure reventó los iPad a sus tripones porque jugaba...