Dos tipos comieron balas por demás